El Chocolate y el Té - Revista Elixir del Baco Club

/ Escuela del Chocolate / Prensa

La exclusiva Revista ELIXIR, editada por el Club de Vinos "Baco Club", realizó una producción fotográfica y una nota a Ingrid Cuk, en Junio del año 2009,
relacionanado dos "Ancestrales Placeres": el Chocolate y el Té

Conocer sobre ambos y degustarlo...un placer!

La nota completa:

Sobre la bebida

Entre mística y tradicional, una bebida milenaria despliega todo su potencial de aroma y sabor: el té.

Las hebras de té son la base de la segunda bebida más consumida en el mundo. En combinación con el agua, la bebida más consumida, se produce la alquimia presente en una taza humeante.


El té es el resultado de la infusión de hojas secas y fermentadas (salvo en los té verdes) de la planta de té Camellia Sinensis.

La calidad de las hebras, del agua, la temperatura de la misma y el tiempo de infusión determinan el resultado final.


El té en saquitos, el té en lata o el té helado son variantes modernas que expresan la popularidad del producto y su aplicación práctica y facilitadora.
Su forma de beberlo y sus connotaciones sociales y culturales varían de pueblo a pueblo, sin embargo no conoce de fronteras, estrato social y horario para ser consumido.



El Chocolate y el té
El chocolate, proveniente de América, le aporta a la bebida oriental innumerables posibilidades para el maridaje.
Si bien es cierto que culturalmente no acostumbramos combinar el té con el chocolate, en la práctica el té en sus diversas variedades y orígenes, logra "sacar" lo mejor del chocolate y este, a su vez, exalta y potencia aún más las características organolépticas del té.


Los tes negros, puros o blend, provenientes de Ceilán (actual Sri Lanka), Assam (India), Indonesia, Kenia o Camerún (Africa) , Turquía, Japón o China poseen colores intensos, son arom?ticos y tienen buena presencia de taninos. Combinan muy bien con chocolates oscuros de tableta, chocolates con pasas o bien, en el caso de los más astringentes, con chocolates con leche. Para los paladares audaces, chocolate con pimienta.

Si pensamos en la pastelería la sugerencia es un brownie o una marquise de chocolate amargo.


El Darjeling, delicado y sutil, un té negro de la India considerado el "champagne" de los tés sugiero acompañarlo con un chocolate untuosos con presencia de cítricos o bien, miel y especias (jengibre por ejemplo que también tiene notas cítricas o curry)


Otro clásico, el Earl Grey, té negro chino aromatizado con aceite de bergamota, suave y aterciopelado es el elegido para los chocolates especiados: canela, anís estrellado o bien, chocolates con frutas secas acarameladas tipo crocante o bombones rellenos con pulpa de mango.


Un Pu-erh, un té chino que se deja añejar debería reservarse para probarlo con los chocolates Grand Cru ¡todo un lujo!


Los amantes de los sabores "jugados" pueden tener aquí una opción a su medida: los aromas a humo y madera tan propios del Lapsang Souchong, un mas que interesante té ahumado, con un bombón de queso o de hongos, o un chocolate con semillas de mostaza: imperdible! Para los más tímidos, un chocolate con avellanas tostadas.


Los tes verdes y los semi-fermentados, herbáceos y perfumados, acompañan cremosos chocolates blancos, también chocolates blancos delicadamente florales o bombones rellenos con frutas rojas. Porque no, una mousse de chocolate blanco y jazmín o un biscocho de chocolate con coco.


Las infusiones representan otro capítulo en la temática de las bebidas. No parten de hojas de té, sino de otras plantas diferentes a la Camellia Sinensis, generalmente son digestivas o medicinales.

Particularmente la infusión de menta es la reina a la hora de combinar chocolates "dark" o "bitter" y cuanto mayor sea el porcentaje de cacao.. mejor.


Solo resta preparar una taza de té, sentarse en un lugar silencioso y tranquilo y animarse a probar alguna de los opciones indicadas.